Conectarse

Recuperar mi contraseña

AMBIENTACIÓN.
La guerra ha transformado a Norteamérica en el país de Panem, dividido en doce distritos controlados por el tiránico Capitolio. Los Juegos del Hambre obligan a dos jóvenes de cada distrito a luchar por su vida en un espectáculo televisado con único vencedor.

Tras los suicidios de algunos tributos en las últimas ediciones de juegos, los distritos se han comenzado a organizar para una rebelión contra el capitolio. Los cabecillas de la revolución reparten el boletín rebelde, un folleto anónimo que apuesta por la revolución, y en el distrito 13 las fuerzas del ejército se preparan para una guerra inminente. Sin embargo, en el Capitolio, donde todavía persiste la emoción de los recién terminados 79 Juegos del Hambre, extreman las medidas de seguridad y jugarán todas sus cartas para que los rebeldes no se salgan con la suya.
Últimos temas
» Confieso que...[V. 05]
Dom 19 Mar 2017, 03:55 por Cintia L. Dubois

» Holiiiz...Nueva tributo aqui :D
Dom 23 Ago 2015, 23:37 por Proinnteach Munro

» Deion Schnitzler
Dom 23 Ago 2015, 23:33 por Proinnteach Munro

» Klaha Razz.
Dom 23 Ago 2015, 23:33 por Proinnteach Munro

» ≡ DOS AÑOS DESPUÉS...
Dom 23 Ago 2015, 23:31 por Proinnteach Munro

» ≡ SUBIR DE EDAD.
Dom 23 Ago 2015, 23:30 por Proinnteach Munro

» Jessica L. Pinaud [incompleta]
Dom 23 Ago 2015, 23:29 por Proinnteach Munro

» ≡ PIDE TU RANGO.
Dom 23 Ago 2015, 23:21 por Proinnteach Munro

» mis dibus
Lun 24 Nov 2014, 13:36 por Gabriella-Phantomhive

» Holaaa, soy nuevo :)
Sáb 04 Oct 2014, 06:26 por Nicholas D. Jane

» ¡Hola Hola!
Sáb 04 Oct 2014, 04:14 por chicoaeseg15

» El último que postea, ¡gana! [V. 03]
Miér 30 Jul 2014, 03:07 por Nydia Harclay

»  Fuck, date o pass [V. 05]
Sáb 26 Jul 2014, 06:53 por Helle Ehle

» Hi!
Sáb 26 Jul 2014, 06:42 por Helle Ehle

» Ponle enemigo al de arriba.
Sáb 26 Jul 2014, 05:50 por Helle Ehle

» ¿Esto o aquello? [V. 03]
Sáb 26 Jul 2014, 05:49 por Helle Ehle

» Coloca en una casa de Hogwarts al PJ de arriba
Sáb 26 Jul 2014, 05:48 por Helle Ehle

» Los Juegos del Hambre: VENGANZA (continuación Sinsajo)
Sáb 21 Jun 2014, 12:42 por sam everdeen

» Ponle pareja al de arriba [V. 05]
Miér 21 Mayo 2014, 11:37 por Matt Dennison

» Alguna vez has...
Jue 15 Mayo 2014, 06:12 por Marly

GANADORES DE LOS JUEGOS.


PERSONAJES DEL MES.





"Los Juegos del Hambre: Desvaneciéndose"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Los Juegos del Hambre: Desvaneciéndose"

Mensaje por Mary A. Petersen el Miér 29 Ene 2014, 09:57

Aclaraciones:
-La historia trata sobre un chico de 15 años, que vive en el Distrito 7. Este año ocurre el Vasallaje de los Veinticinco, que ocurre cada 25 años, como su nombre lo indica, que, vendrá con una sorpresa para los Tributos. Esta historia comienza en el momento en que el Presidente Snow abrirá el sobre del Vasallaje. El amigo de nuestro protagonista (Alex Grapeblue), es un chico alto, de pelo rubio y rizado, con piel tostada, nuestro protagonista (Gary Neverbad) es un chico pequeño, con pelo negro liso y con piel tostada.
-Los capítulos no tienen día específico, pero cada vez serán 3 capítulos.
-La lista de tributos podría ser renovada.
-Katniss Everdeen y Peeta Mellark ganaron los juegos.
-El fánfic no tiene relación con "En Llamas".
-Las aclaraciones también podrían ser renovadas.
-Dudas enviarlas por MP.


Capítulo 1: El vasallaje

Aún estoy impaciente por saber que ocurrirán en estos juegos, quiero saberlo, ya me dan ganas de decirle al presidente “Tan solo ábrelo”, aunque sé que eso no servirá de nada, puesto que no escuchará, ya que tan solo es una televisión. Cuando ya pienso que ha olvidado que debe abrir el sobre, llega un joven pequeño con un cofre en sus manos, que, yo supongo, tendrá dentro las reglas de este sangriento juego. Es entonces cuando el presidente Snow toma el sobre, y lo abre, lo lee unos segundos y dice, en expresión neutra y con voz alta, para que todos escuchen.
– Para estos 75° Juegos del Hambre, o, tercer Vasallaje de los Veinticinco las reglas son las siguientes –toma un respiro y continúa– Recordaremos que en los Días Oscuros murieron personas desde 6 a 70, pero también conmemorando que ya han paso 2 vasallajes–hace una pausa, toma agua y sigue con voz mucho más alta– ¡que los 12 Distritos enviarán a 4 Tributos de 6 a 70 años!
Aún no lo comprendo del todo cuando veo a mi único familiar que queda, mi madre, le pregunto qué ocurrirá en los juegos y ella explica.
– En estos Juegos –le salen lágrimas en los ojos, pero sigue firme– todas las persona de entre 6 y 70 años, participaremos –en estos momentos no aguanta las lágrimas, y rompe a llorar– lo que me obliga a mí y a ti a ir a la Cosecha –y dice ya casi sin respirar– pero lo peor es que ahora yo tengo 24 papeletas con mi nombre, y, deberán ir 3 Tributos, lo que indica que serán 48 Tributos
Siento que salen lágrimas en mi cara, pero luego pienso que no debería llorar, para no preocupar a mi madre, pero luego decido ir a mi habitación, puesto que ahí nadie me oirá llorar. Bueno, eso creo, nunca lo he comprobado, pero yo pienso que sí. Me quedo llorando toda la tarde, y veo que poco a poco se me cierran los ojos. Es entonces que pienso, ¿estoy muerto?, ¿fue acaso que saqué toda el agua de mi cuerpo? Despierto muy tarde, y me doy cuenta de que tan solo me he dormido. Mi madre temblorosa llega a mi habitación y me deja un pan con queso y un poco de leche. Sí, lo último y casi nada de comida que nos queda desde que murió mi padre. Es como si mi cuerpo se derrumbara y me pongo a llorar, o bueno, casi, puesto que no me salen lágrimas. Mi padre, ¿por qué tuvo que morir?, odio a ese leñador que cortó el árbol. Si no hubiera sido por ese leñador mi padre no hubiera muerto, ya que, le había pegado en la cara con ese árbol, haciéndolo morir al instante. Ahora, lo único que conservo de él son su hacha, un par de botas que usaba cuando trabajaba y, el pequeño trozo de madera que me dio, no vale nada, pero, tengo buenos sentimientos, ya que recuerda a mi padre.
Termino de tomar mi vaso de leche y sé lo que haré. Visitaré a mi único amigo que tengo. Tiene mi misma edad, vamos en el mismo curso, así que nos llevamos bien. Lo encuentro pronto en la calle. Somos tímidos y callados, lo cual nos va bien, puesto que no tenemos que hablar mucho. Pronto inicio una conversación, pero solo porque estoy medio nervioso.
–  ¿Cuántas papeletas tienes? –le digo neutral, siendo muy fuerte–
– 8 –dice triste, a pesar de que no son muchas– ¿y tú?, ¿6 cierto?
– Sí, tengo 6 –digo, muy serio– Pero el problema es mi madre, tendrá 24 papeletas  y mi padre tendría 29 –cuando digo mi padre sé que he quebrado la voz– Y, ¿tu madre?
– Tendrá 28, al igual que mi padre –a él no se pone triste ni nada al hablar de su padre, puesto que sigue vivo, con él, cosa que mi padre no puede hacer conmigo, creo que se da cuenta de mi cara, por lo que dice– pero, recuerda que los ancianos de 70 años tendrán 58 papeletas
Guardamos silencio, ya no queda nada por hablar, por lo que entramos en su casa, ya que hace frío. Al entrar saludo a la señora Grapeblue, pero en cuanto al señor Grapeblue, no lo hago, solo le hago el símbolo de mi Distrito, que consiste en poner el dedo meñique hacia arriba y el dedo pulgar hacia arriba, dejando los otros 3 dedos abajo, luego la mano se pone en la cabeza, aunque el oficial es con la mano derecha, muchos se equivocan haciéndola con la mano izquierda, pero, eso no importa, con tal de que se haga el saludo, todo estará bien. Con mi amigo vamos a su habitación, aunque antes debemos pasar por la pequeña cocina, al llegar guardamos silencio y él me invita a sentarme, no pongo objeciones, ya que estoy muy cansado.
– ¿Quieres un vaso de agua? –Me dice amablemente, aunque sabe que no quiero–
– No, muchas gracias, tan solo quería venir a decirte algo –Le digo, un poco nervioso por lo que viene–
– Claro, pues, dilo, soy todo oídos –Dice, sin mostrarse preocupado–
– Necesito dinero –Le digo,  un poco rojo, sé que el dinero es muy escaso en Panem, sobre todo en el Distrito de la leña en el cual vivo, antes de que me diga que no le explico– Mira, lo que pasa es que necesito dinero para comprar pan, el problema es que, desde la muerte de mi padre no tenemos dinero, por lo que solo nos queda comida para hoy y mañana –Él lo sabe, sabe todo lo que le digo, pero de todas maneras le explico–
– Pues, tan solo tengo 3 pesos, ¿te sirve por lo menos para 3 días? –Sabe que 3 pesos es casi la nada misma, pero, yo también sé que es el único dinero que tiene, por lo que le digo que sí con la cabeza, ya que, no puedo hablar, es la primera vez que tengo dinero en mis manos– Pues, toma, aquí los tienes, cuídalos bien –Me dice entregándome el billete en mis manos y cerrándome el puño, cosa que yo solo no puedo hacer, puesto que, estoy demasiado pálido como para hacerlo– Bueno, y, ¿necesitas algo más? –Dice, aunque, a los momentos se da cuenta de que no me entero de lo que ocurre y me da un palmetazo en la espalda– ¡Oye, Gary!
– ¡Ah! ¿Qué ocurre? –Digo, ya que ni siquiera recuerdo qué es lo que acaba de ocurrir, y tampoco siquiera sé lo que ha dicho mi amigo, por lo que le pido que repita– Ehm, por favor, repítelo, estaba con mi cabeza en las nubes
– Bueno, te preguntaba si necesitabas algo más –Dice, luego de un suspiro, yo pienso un poco y le respondo–
– Pues, no, ¡muchas gracias! –Me despido de él con un apretón de manos, así que decido ir a casa antes de decirle– Eres el mejor amigo que he tenido –Nos reímos, ya que, ninguno de nosotros tiene más amigos–
Me voy a casa, sin antes despedirme de la familia Grapeblue. De camino a casa, pienso en los apellidos del Distrito 7, los más comunes, Grapeblue, uva azul; Neverbad, nunca mal; Redblack, rojo negro. Mi Distrito y sus apellidos, siempre siendo apellidos muy, pero muy raros. Una vez llego a casa, abro la puerta, voy a mi habitación, me cambio de ropa y me quedo dormido, lo hago rápidamente, ha sido un día muy agotador, muy agotador.
Cuando despierto no hago nada importante, desayuno, voy a la escuela, almuerzo, llego a casa, ceno y me duermo, la acción ocurre todo lo que queda hasta los vasallajes, aunque claro, disfruto mis días al máximo. La última semana antes del Vasallaje visito todos los días a Alex, almorzamos juntos, desayunamos juntos, nos sentamos juntos en el colegio y hacemos todo lo que un amigo podría hacer con otro amigo. Nunca nos separamos, el único momento en que nos separamos es para dormir, o, dejar nuestras cosas en casa luego del colegio.

Capítulo 2: La cosecha

Una vez llega el día de la cosecha estoy nervioso, en la plaza todos nos registramos, antes en registrarnos todos nos demorábamos quizás 1 hora, pero hoy son casi 3 horas. Hoy también está casi el 90% de la población, los menos beneficiados son los ancianos, y, claro, los más beneficiados son los niños pequeños, aunque, casi todos están llorando, en caso de que yo saliera elegido no tendría el valor para matar a un niño pequeño. Cuando todo está listo llegan nuestros mentores, primero entra Ruck, un hombre viejo de ya 60 años aproximadamente, luego entra Tash, un hombre no tan viejo de 46 años, luego llega Blight, que tiene aproximadamente 35 años y finalmente la única vencedora que tiene alrededor de 20 años. Al final entra la escolta o acompañante de nuestro distrito, Angie Hock, que es una chica de 20 años aproximadamente, es bastante simpática según lo que he visto sobre ella. Cuando ella llega rompe el silencio.
-¡Bienvenidos mis amigos!-claro que no lo somos, pero ella debe decirlo-¡Hoy, es un día muy especial! es el día…-hace una larga pausa y lo dice-¡de escoger a nuestros 6 Tributos del Distrito 7! primero, comenzamos con nuestro vídeo enviado desde el mismísimo ¡Capitolio!
El vídeo de siempre, largo que explica la creación de los Juegos del Hambre, como el pueblo surgió, lo que el Capitolio y Panem juró y finalmente la proyección termina.
-Y ahora, el momento más importante, ¡elegimos a nuestros Tributos! primero comenzamos con mis amigas, las damas-camina hasta la urna de las chicas, la revuelve y saca un papel, luego lo lee-¡Suzanne Bedoya!-entonces la pantalla muestra una mujer de quizás 40 años, la mujer camina hasta el lugar y toma su lugar en silencio-¡Y seguimos con otra dama-vuelve a la urna y saca un nuevo papel, esta vez no revuelve la urna, luego desenvuelve el papel y lee en voz alta-y finalmente nuestra tributo escogida es… ¡Larissa Yumaglla!-y ocurre, la chica más popular del colegio, con 17 años, es elegida la inteligente y carismática de la clase es escogida, tiene muchas posibilidades, es ágil, carismática e inteligente, podría ganar sin armas. Finalmente Angie se dirige a la urna de los chicos-Ahora, ¡vienen mis amigos, mis amados varones!-revuelve los papeles y coge uno, lo abre, toma mucho aire y lo lee atentamente-¡Alex Grapeblue!-ocurrió, ha ocurrido, ha salido Alex, no puede ser, mi gran amigo Alex, ¿por qué salió?, no tenía tantas posibilidades como algún anciano de 70 años. Alex camina con pasitos torpes, a tropezones, con la cabeza gacha y con los pies temblando, siento mi cara pálida y no me puedo sostener, ¿su padre?, ¿dónde está su padre?, ¿por qué no lo sustituyó?, ¿será acaso uno de los 2 hombres que llora cerca de mí?, no lo sé, pero no importa. Angie continúa y toma otro papel-¡Bill Ferreira!-un chico de 8 o 9 años sale llorando y camina hasta el escenario, mientras él camina pienso algo y decido algo, algo muy importante para mí, y sí, lo tengo muy claro-¡Y estos son nuestros tributos de este año! ¿Algún voluntario?-Angie lo dice y acto seguido, yo alzo mi mano-
-¡Soy voluntario! me ofrezco como tributo a cambio de Bill-lo he hecho, ahora me siento nervioso, ¿por qué lo hice?, la pregunta me suena una y otra vez. Bill sigue llorando, pero ahora con una sonrisa.
-¡Ah! pues, felicidades, ven, chico, sube aquí-en su cara ya no se le nota el aburrimiento, es la segundada vez que ocurre aquí luego de que ella fuera nuestra escolta. Yo sigo, caminando nervioso pero con paso firme, no puedo parecer débil, y, Alex saca una lágrima, es la primera vez que lo veo así.- ¿Y cómo te llamas? -Angie me pregunta y yo le respondo con voz muy firme-
-Gary, soy Gary Neverbad-le digo, ya quiero soltar mis lágrimas, pero no lo puedo hacer, la gente del Capitolio lo debe estar viendo-
-¡Felicidades, démosle un aplauso a nuestros Tributos del Distrito 7!-ella aplaude, pero el Distrito solo hace la señal. Angie intenta recordar algo y lo dice-¡Un aplauso para Suzanne, Larissa, Alex y Gary!
Angie nos guía hasta el edificio de justicia y nos da a cada uno una habitación, ella nos explica que aquí nos despediremos de nuestras familias. Una vez estoy dentro me siento en un sofá esperando a alguien, primero entra mi madre, llorando, con los puños cerrados.
-¿Por qué lo hiciste?-me pregunta, yo también lo haría-¿Por qué?, ni lo conocías-la veo llorando y le explico-
- No podía aguantarlo, debía ir con Alex a luchar, no podía dejarlo solo, no podría vivir sin mi mejor y único amigo que he tenido, sería algo con lo que no podría vivir, además moriría tarde o temprano. Además, ¿no viste lo pequeño que era Bill? -le digo, yo no creo lo último, solo me importaba Alex. Mi madre tampoco se lo cree-
- Solo te creo lo primero, pero jamás lo último, pero ya no hay vuelta atrás-ella llora cada vez más fuerte, entra un agente de la paz para decirle a mi madre que su tiempo acabó, ella no se quiere ir-
- ¡Hazlo madre, debes irte! ¡Recuerda que te amo!-se lo suelto, por última vez se lo digo-
- ¡Yo también te amo!-ella también, lo suelta, la puerta se cierra y me quedo solo, con lágrimas en los ojos-
Luego de que mi madre se va nadie llega, pasan unos minutos y entra Bill y alguien más, ¿su padre?
-¡Eso fue muy conmovedor!, te lo agradezco mucho, no sabes cuánto te lo agradezco, soy el padre de Bill-sí, era su padre, entra muy emocionado, tan emocionado-
-Muchas gracias, no sé qué decir-el pequeño Bill solo puede decir eso, lo comprendo, yo tampoco podría hablar-
-No se preocupen, lo hice por Alex, es mi mejor amigo-le digo con una sonrisa-
-¿Hay algo que pueda hacer por ti?-me dice el padre de Bill. Yo me lo pienso, no encuentro nada hasta que recuerdo algo para mi madre-
-Cuide a mi madre, está sola, vivo en la Avenida Kim Font 4432, dele de comer por lo menos, estamos escasos de dinero, solo yo le quedaba-saco más lágrimas al pensar en mi madre-
-Claro que lo haré, por ti, y por Bill-nos damos un abrazo los 3, no los conozco, pero se siente cálido, un abrazo en estos momentos es lo que más quería. Otro agente llega y se lo lleva, al contrario de mi madre él y Bill aceptan, sin antes despedirse de mí-
Capítulo 3: El tren
Distrito 1: Thelma y Marinne, 24 y 19 años, Lucas, 16 años. Distrito 2: Mary y Bella, 26 y 20 años, Josh y John, 14 y 17 años. Distrito 4: Kim, 18 años, Jimmy, 22 años. Distrito 6: Kumiko, 7 años. Distrito 8: Danyelo y Daniel (hermanos), 20 y 22 años. Distrito 12: Leandro, 11 años, Francisca, 9 años.

Una vez terminamos, nos llevan en un auto con 6 asientos, 1 para el conductor, 1 para Angie y los otros 4 para nosotros, los Tributos, es mucho más grande que los que se usaban en los anteriores años, claro antes eran solo 4 asientos, pero ahora son 6. El auto para una vez estamos en la estación de tren, no la conocía, es muy grande, aunque no muy lujosa, está rodeado de gente con algo muy raro, creo que se llama cámara, la he visto en imágenes. Sé que todo lo que haga en este lugar se verá en todo Panem, así que actúo firme y serio, con paso delicado, ya que el suelo está un poco resbaloso.
Entramos al tren y lo primero que veo es una puerta que se abre sin tener que tocarla o empujarla, sino que se abre sola, hacia el lado izquierdo. Cuando entramos los 5 (Angie, Suzanne, Larissa, Alex y yo) vemos que hay un salón grande que tiene una gran mesa, rodeada de 6 sillas, aunque sé que una quedará sin uso, también tiene una televisión y frente a ella un gran sofá semicircular, en el cual caen 8 personas, tiene una repisa que contiene muchos dulces, como chocolate, queque, pastel, y también tiene muchos refrescos. La habitación está conectada a 8 puertas, 1 de ellas dice Habitación de Angie, otras 4 dicen Habitación de Tributo, 1 es la salida, otra puerta dice Pasillo y la última dice Cocina, aunque Angie nos explica que los Tributos no podemos entrar a ella, y que solo unos hombres, que creo que se llaman ávox pueden entrar. Luego nos deja libre, lo primero que hago es coger un poco de chocolate y un vaso de agua, me lo comería todo, pero debo controlarme. Una vez que termino de comer entro a una habitación, es pequeña, aunque lujosa, tiene 1 pequeña televisión, 1 cama para 1 persona y un pequeño armario, lo reviso y encuentro 3 camisas, 3 pantalones, 3 bóxer, 3 poleras, 3 chalecos, 1 corbata, 2 corbatines y muchos otros tipos de prenda, escojo 1 polera y 1 pantalón a mi gusto y me cambio de ropa, lo que antes llevaba puesto lo dejo ordenado en el armario.
Cuanto termino de vestirme me quedo acostado en la cama, y entra Alex, claro que él entiende por qué me ofrecí.
-No debiste hacerlo-me dice enojado-
-Debía hacerlo, no hubiera podido vivir sin mi mejor y único amigo-le respondo con el mismo tono-
-Pero, ¿qué será de tu madre?-me pregunta, aunque ya no enojado-
-Le he dicho al padre de Bill que lo cuidara-noto como él se relaja, creo que ya no tiene preguntas-
-Bueno, por lo menos eso es un peso menos de encima-me dice-aunque, si mueres en la arena, ocurrirá lo mismo que te hubiera pasado a ti-me lo pienso y le respondo-
-Pero ya no importa, ya no tengo vuelta atrás-le digo, me he arrepentido, lo haría tarde o temprano, nunca pienso bien las cosas-
-Tienes razón, ya no tienes una vuelta atrás, ya ocurrió lo que debía ocurrir-él dice, nos quedamos callados hasta que alguien entra a la habitación, es Angie-
-Chicos, es hora de la resumen de la cosecha, ¿irán? -ella nos pregunta y miro a Alex, ambos respondemos con la cabeza que sí-
Una vez estamos sentados en el sofá Alex se sienta a mi lado, como era de esperar. En la televisión vemos las cosechas de cada Distrito, desde el 1 al 12, nosotros estamos en el medio junto con el 6 (Los chicos escogidos y que influyen en la historia salen en la descripción del Capítulo). Una vez el resumen termina ya es de noche, cenamos y Angie nos deja hacer lo que queramos, pero no hasta muy tarde. Con Alex decidimos recorrer los pasillos, aunque sabemos que no hay nadie importante, aunque, cuando los recorremos nos percatamos de algo, hay 2 niños pequeños llorando, son los chicos del 12, Leandro y Francisca, con Alex vamos donde cada uno y los intentamos consolar, ellos siguen llorando, no hay forma de hacer que no lloren, ¿quién podría hacerlo?, nadie podría, hasta yo estoy llorando en mi interior, aunque por fuera no lo demuestre. Al final lo logramos, los chicos paran de llorar, le explicamos que nosotros los ayudaremos en todo lo que podamos, incluso en lo que nos resulte difícil. Cuando ya es tarde Angie nos va a buscar al pasillo y nos dice que es hora de dormir, no le podemos decir que no, estamos cansados. La seguimos y cuando estoy en cama me cambio de ropa y me pongo un pijama, es de color café, como la madera de mi distrito, algo que quizás jamás volveré a ver, un hermoso bosque que se va desvaneciendo en mis recuerdos, cuanto lo extraño. Cierro los ojos y me duermo muy rápido, ni siquiera sé cuánto tiempo pasa, pero mi cuerpo me hace pensar que es muy poco, Angie viene y me despierta, me dice algo que no escucho, creo que quiere decir que son las 12, no le tomo importancia y le digo que bueno, ella se va, sigo durmiendo y pensando en lo que me dijo. ¡Espera! son las 12, el tren para como a la 2 de la tarde, me baño, me visto, me lavo los dientes y me peino en menos de 20 minutos, es quizás un record para mí.
Cuando estoy listo almuerzo en la mesa, hoy tocó arroz con pollo al jugo. Es algo que no había probado, pero es demasiado rico, incluso pido más y me lo traen, ¿Cuándo fue que comí así?, nunca, jamás comí de esa forma. Una vez que termino de comer me siento en el sofá para ver que dan en televisión, pero no es nada importante solo hablan de los juegos, lo que menos quiero pensar en estos momentos, ya que el tren pronto parará y será una gran tortura para mi.
avatar
Mary A. Petersen
CAPITOLIO.
CAPITOLIO.

Mensajes : 389
Edad : 30
Localización : Home of the dreams
Empleo : Profesora del Capitolio

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.